Tomar partido

Y cómo la crisis nos empuja al silencio

“Más valgo por lo que callo que por lo que digo” nos recuerda, a menudo, más de un comentarista mediático, de esos que pretenden tensar la cuerda del chantaje a base del silencio. Silencio que ya sabemos que nos hace dueños de nuestros pensamientos y no esclavos de nuestras palabras, otro básico que casi parafrasea al primero, y luego, por qué no recordar, el que sí es todo un clásico: “en boca cerrada, no entran moscas”. En fin, que mejor sin decir ni mú.

En un país donde se premia tanto el no tomar partido, meterse en charcos, ser prudente, discreto y reservado, el periódico eldiario.es en un artículo nos pone sobre la pista de que en breve, si no ya, nuestro curriculum vitae pasará a un segundo lugar a la hora de conseguir un empleo, y serán más relevantes las insignias virtuales que vamos acreditando, como las que nos cuenta Pau Llop en una entrevista a Erin Knight, la directora de Mozzilla Foundation, a través de programas que ofrecerán una versión más intensa y profunda del “dime lo que hablas y te diré quién eres” socrático.

Al leer el artículo, he pensado en lo que ya está ocurriendo, como las fotos en el perfil de Facebook de Francisco Garzón, el maquinista de RENFE que conducía el tren del fatal accidente en Galicia, que nos recuerdan lo importante de esa imagen virtual que vamos dejando y que pueden marcar nuestro presente y futuro; en el caso de que se demostrase que esta vez poco tiene que ver lo sucedido con Garzón Amo y sólo se trató de una cadena de errores técnicos, ¿volveríamos a contratarlo tras ver cómo se recrea saltándose la normativa de circulación y sacando pecho ante sus amigos por hacer pagar multas a la compañía? Estos días, Marca España se ha quedado sin uno de sus directivos por un desafortunado ‘tuit’, algo que, de haberse dicho delante de unos amigos viendo un partido de fútbol no hubiera tenido mayores repercusiones, al divulgarlo en twitter se hace inadmisible, que lo es. Ambos protagonistas de estas noticias se han retratado a sí mismos.

facebook-maquinista

¿Pero qué pasa con una impuesta ley del silencio debido a la presión de la crisis? Me gustaría hallar una estadística entre tantos profesionales que saben que en sus redes virtuales prefieren callar por miedo a las represalias políticas o empresariales que pudieran perjudicarle a la hora de conseguir un deseado y necesario puesto de trabajo. ¿Cuántos estarían dispuestos tantas veces a tomar partido y acaban prefiriendo una mirada hacia otro lado, y hasta que escampe? Algunos lo llamarán prudencia, de toda la vida, otros sabrán de lo que hablo, del temor a que te señalen, a que no te escojan en un proceso de selección laboral por crítico, por díscolo, por ser de este u otro partido, del Barça o del Madrid, de la carne o del pescado.

En fin, que no sé si en el futuro se hablará de esto, pero yo tengo la sensación de que, en medio de la crisis, con el control de internet y las redes (esa gran base de datos que los gobiernos utilizan sin rubor ni oposición), en realidad, vivimos observados y mutilados, bajo el dilema de, si no estás, no existes, si te comportas como un mirón que está pero no participa, no hay tráfico; si no hay amigos, followers o interacciones, algo estás haciendo mal, pero si te posicionas tienes más que perder, que ganar. Y no es lo mismo ir por libre que tener el paraguas de una empresa que te ampare, no nos olvidemos. Sin saber del todo cómo resolverlo, lo que sí contemplo es que hay quienes sienten el peso moral de la complicidad impuesta, pero en el nuevo mundo español del autoempleo, el freelance o el autónomo de siempre, tomar partido, ahora más que antes, puede llegar a ser una salida para no volver.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s