La necesidad de regresar. Próposito para 2014

Entre todos  esos textos que siempre quedan pendientes, el ensayo de La Civilización del Espectáculo de Mario Vargas Llosa palpitaba sobre la mesa de noche con ansiosa urgencia de ser atendido. Pensé que, más que posponerlo como un propósito para 2014, debía darle prioridad y cerrar el año con una lectura que podría incluso darle algún giro a la lista de retos personales de año nuevo. Con el libro finalizado, el desafío es regresar.

El escritor peruano confiesa que le resulta cada vez más frecuente percibir que la mayoría de lo que se ofrece en el mundo de la cultura es una especie de tomadura de pelo. El mundo que hemos construido y al que en el posmodernismo le hemos permitido ampliar  los límites de cualquier valor estético, moral, ético, Gioconda en el tiempointelectual o social, hasta lo imprevisible, ya es incómodo para el que aspira a la excelencia. El Nobel, observando con los ojos de la sociología, considera este momento histórico sellado por las consecuencias  de un mundo virtual, epidérmico, banal, atado a la tecnología no como medio sino como fin, donde los nuevos héroes, líderes, referentes, poco tienen que ver con aquellos que además de inmortalizarse con su obra han marcado los cambios culturales de todas las generaciones posteriores; y cómo, al comparar la profundidad intelectual de unos y otros, se genera el desasosiego de la desesperanza porque, aparentemente, no volverán a repetirse: Proust, Nietzche, Tolstoi, Mahler, Rembrandt, Popper, T. S. Eliot…

Es la civilización del espectáculo. Reconozcámoslo, estamos en el momento de la representación, no importa lo que vivimos sino si hay alguien que deje constancia de ello. Hemos dejado de estar para contar que estamos, y así, en este constante ‘selfie’ que compartimos, no nos hemos parado a reflexionar sobre el absurdo en el que vivimos.

El 2013 se ha ido dejándonos una lista de hitos para reflexionar. Para simplificar, la civilización del aparentar quedó más que Obama Selfie, Mandela's funeralmanifiesta y bien ejemplificada en el comportamiento de los políticos que fueron parte del funeral de Nelson Mandela. Unos contentos por recordar grandes momentos futbolísticos en el estadio donde se celebró la ceremonia, y otros no tanto porque evidenciaron cómo la autoridad y categoría de los grandes líderes mundiales está a la altura de un adolescente excitado por apretar el botón de ‘Enviar’ a cualquier red social.

El escultor Martín Chirino en una reciente entrevista nos comentaba que le parecía que este trabajo de Vargas Llosa significaba una de las reflexiones más certeras de los últimos tiempos porque también cuestiona los valores del mercado y el marketing, y cómo no es lo que ofrecemos sino cómo lo vendemos. “Los procesos críticos están invalidados”, decía, todo vale. Atrás quedaron aquellos que se esforzaban por aportar con sus trabajos algo de compromiso, cualquiera como fuere este concebido. El arte, la cultura, la política, la vida ha pasado a ser presente  insustancial, hedonista y vacuo. No hacemos nada que signifique. Nos dedicamos a vender la moto.

De este modo, y compartiendo estas premisas, el futuro, probablemente, debería pasar por volver al pasado.

Otras generaciones de convulsiones históricas, de cambios en las dinámicas sociales, han reaccionado ante el desvarío de un tiempo que se alejaba del ser humano, como este que creo que estamos presenciando, dejando huellas agrias de espíritu de lucha, componiendo sinfonías de rebeldías en colectividad, utilizando la genialidad para proponer nuevos modelos, construyendo ensayos sobre las sociedades posibles, poniendo por delante los derechos del hombre, apelando a la utopía, desde una reflexión profunda,  incluso desde la soledad  incómoda, ahora inexistente porque siempre hay alguien al otro lado de cualquier pantalla.

“En el pasado, la cultura fue a menudo el mejor llamado de atención ante semejantes problemas, una conciencia que impedía a las personas cultas dar la espalda a la realidad cruda y ruda de su tiempo. Ahora, más bien, es un mecanismo que permite ignorar los asuntos problemáticos, distraernos de lo que es serio, sumergirnos en un momentáneo paraíso artificial, poco menos que el sucedáneo de una calada de marihuana o un jalón de coca, es decir, una pequeña vacación de irrealidad”. *

En este momento nuestro que se abre al 2014 queriéndose alejar de la pesadilla que supone la realidad más agotadora y cruel, la de una crisis que va destruyendo todo lo que creíamos que éramos y teníamos,  deberíamos recapacitar sobre si hemos madurado lo suficiente para poder dejar atrás el show y empezar a trabajar sobre el guión.  Quizá debamos pararnos. Pararnos. Y compartir el ansia de salir de esta en busca de caminos para regresar.

* Párrafo de La Civilización del Espectáculo de Vargas Llosa. (P.201-202)

Delacroix

Advertisements

2 thoughts on “La necesidad de regresar. Próposito para 2014

  1. Me siento muy identificado con lo que cuentas amiga. Quizás esa falsa “democratización” del arte de la palabra, esa obsesión por estar y hacer, sin más criterio que estar o hacer, más de lo mismo por todas partes y la sensación de que en casi ningún ámbito encuentres referentes que te hagan diferenciar entre hacer política y estar en política, ser escritor y escribir, sonar en la radio y crear música. La cultura de masas ha tenido una evolución similar a la sociología de la clase obrera, la única lucha de la inmensa mayoría se centra en mantener un estatus individualista de consumo y “bienestar”, el espectáculo, la industria, las audiencias o el número de ediciones se ha edificado como criterio de valor cultural relegando la creación de obra original y la visión personal, que no todo presunto artista puede sostener. Reivindicar el papel que tiene la cultura para cuestionar los límites de la propia cultura, de las normas y de las convenciones sería un buen propósito y que el espectáculo siga siendo mero espectáculo. Un abrazo chicha.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s